FRASES PARA MIMAR EL ALMA

LO QUE HOY ES TU META, MAÑANA SERÁ TU SALIDA.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Día 12-Camboya: Pouthisat-Kampong Chhnang...101km de paisajes increíbles

Ayer nos fuimos a dormir pronto aprovechando que me tocaba a mi la habitación sólo, pero un par de camboyanos de tertulia en el pasillo se empeñaron en aguarme el festival del sueño, son las 21:15h. Me consigo dormir aunque un par de veces me despierta el ruido del pasillo. Me despierto a las 5:30 de la mañana pero ya no consigo volverme a dormir.
 
Las 7 y salimos a buscar el desayuno al mercadillo cercano cuando antes de subirme a la bici ....
Esta preciosidad nos regala un par de muecas
 
 
En 5' en el mercadillo desayunando,  jose luis y Julián optan por mango, yo por bananas.
 
 

A los pocos kms ya nos damos cuenta que el paisaje ha cambiado respecto a ayer, más cerrado y con árboles,  para pasar hoy a impresionantes arrozales con altísimas palmeras.
 

 
No dejamos escapar la oportunidad de hacernos fotos,  los colores son vivos,  llenos de vida.
 

 
Con 53 km en las piernas nos paramos a comer, parece un restaurante de carretera pero al igual que ayer arroz con ollas, me como 2 bolas se carne con huevo ( más información en el entrado extra de comida) mientras que jose luis y Julián solo comen una y se reparten un mango.
 
 
El paisaje ayuda a soportar el calor y cada pocos km te vuelve a sorprender... fijas la mirada en la carretera o en el compañero de delante y tu mente divaga un rato hasta que al mirar a un lado dices... coño que bonito,  asi cada pocos kms.

 
Hoy, a diferencia de ayer se está haciendo duro, llevamos la mitad y a los 3 nos está costado. Hace un calor insoportable, el sol pega sin descanso sobre la nuca y los brazos. Las paradas para beber son continúas, ya nos hemos bebido 3 coca-colas, 2 fantas de sabor tropical y unos 3 litros de agua. 
 

 
Cada 15km más o menos intentamos parar para beber y descansar unos minutos,  aunque a veces el paisaje es tan bonito que la parada es obligatoria.
  
 
Despues de ver a los camboyanos transportar cualquier cosa en sus vehículos
nos hemos apuntado a la moda 
 
 
Son las 4 de la tarde y apenas nos quedan 15 km para llegar, pero el calor es insoportable, nos paramos en una casa y preguntamos si podemos refrescarnos...y muy amablemente nios deja pasar a su jardin de frodosas árboles y palmeras...
 
 
 
Llegamos al pueblo, a Kampong Chhnang (ni idea de como se pronuncia 2 hh seguidas, jajaja) después de 101 kms agotadores y buscamos hotel, al tercero damos con uno con calidad precio-aceptable, o por lo menos desde fuera, porque una vez que íbamos subiendo las escaleras...5 plantas na menos, y nos asomamos al pasillo parecia un escenario de walking dead...
 
Salimos a comer algo y nos encontramos con uno de nuestro objetivos con las cámaras... los monjes budistas... 
 
 
Mañana último tramo hasta la capital Phnom Penh, unos 95km.
 
Nos vamos a la cama, son las 21h y está cayendo el diluvio universal!!!
Bona nit. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario