FRASES PARA MIMAR EL ALMA

LO QUE HOY ES TU META, MAÑANA SERÁ TU SALIDA.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Día 33- Laos: Luang Prabang, baño en la cascada Tat Sae

Salimos del colegio con la sonrisa en la cara, con los ojos húmedos y la cabeza llena de pensamientos entre trompicones del tuk-tuk por lo bacheado del camino, el tuk-tukero se ha estado allí esperando con nosotros las 2h sin decir ni mu...así que desde allí nos dirigimos a las cascadas Tat Sae, uno de los atractivos de Luang Prabang... con unas aguas azules impresionantes....eso, en otra entrada... que es esta, y aquí estamos, los 3 subidos en una barcaza cruzando el rio
 
 
 
Bajamos de la barca y nos dejamos impresionar por las cascadas, un agua azul turquesa lo baña todo, a pesar de los turistas la estampa es mágica...y ver un elefante dentro del agua...pufff sin palabras
 
 
Era una atracción turística, pero con las cascadas y encima de un elefante dentro del agua ...
sin palabras
 
 .
 
Ayer por la noche hablamos con unos españoles que para variar, llevan meses viajando. Son los que nos recomendaron ir a ver las cascadas. Y entre sus recomendaciones estaba la de andar un par de km y poder bañarnos solos en las cascadas que hay más arriba. Para allá que nos fuimos por un sendero que recorría paralelo a las cascadas, la selva...árboles retorcidos, lianas, el canto de pájaros salvajes...de película...
No nos lo pensamos 2 veces y en gachumbos al agua...joder que fría...
 
 
Con la go pro lo pasamos pipa, y la belleza del lugar increíble.
 
 
Después de 20' y rozando la hipotermia decidimos salir e ir a comer algo...venga una última foto
 
 
Para celebrarlo salimos a dar una vuelta al mercado nocturno y cenar en un buffet. Pero no un buffet al uso, uno callejero, con comida a cual más rara. Además lo curioso es que aquí los buffets consisten en coger todo lo que te entre en un plato, no puedes volver a repetir, así que ya os podéis imaginar los platazos de la peña, pero sobre todo como se las ingenias para poder llenar más el plato sin que se caiga...el truco es poner hojas de lechuga en los bordes a modo de pared, jajaja
 
 
Después una vuelta por el mercadillo para comprar cuatro regalos...y para hacer un poco el tonto....
os acordáis, joder la gorra de Arale!!!
 
 
En el mercadillo encontramos un puesto de sellos sobre piedras de mármol, nuestra nota, una más entre cientos de ellas, quedará en Luang Prabang para el recuerdo.
 
 
 Jose Luís ya tiene su sello rutas del silencio.
 
 
 
Buenas noches, el viaje está llegando a su fin pero los 2 días que hemos pasado en Luang Prabang los recordaremos toda la vida, visitamos posiblemente el mejor colegio de los 5, y nos bañamos en las cascadas Tat Sea los 3 solos en medio de la jungla... mañana Bangkok!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario