FRASES PARA MIMAR EL ALMA

LO QUE HOY ES TU META, MAÑANA SERÁ TU SALIDA.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Día 33-Laos: Luang Prabang, visita al colegio de niños sordos

Nos queda un día para conocer Luang Prabang, y por lo visto ayer por la noche, promete mucho. Hoy lo primero es ir a buscar el colegio de niños sordos que en Vientiane nos dijeron que había aquí.
 
Después de esperar 20 minutos al tuk-tuk que él del hotel había llamado, pues sabía donde estaba el colegio... nos quería tomar el pelo con el precio, así que lo dejamos allí plantado y salimos a la calle, en 1 minuto tenemos a otro por un precio más justo. Suena mal, pero aquí funciona así la cosa...ahora esperemos que sepa llegar al sitio jajaja
 
Después de media hora y un par de paradas a preguntar llegamos al cole... y nos recibe una monja...upsss con la iglesia hemos topado... y menos mal, desde el principio todo amabilidad, enseguida nos dijo que pasáramos a visitar las clases. De grabar y fotos, ni un comentario. La verdad que esta es la actitud que nosotros pensábamos encontrar en todos los colegios, y la misma que Jose Luís nos había contado que era la habitual en los países por los que había viajado, pero en Camboya y Laos las dificultades han sido lo habitual en todos los colegio.
 
La monja al ver el escándalo que se está formando nos invita a pasar al aula de conferencia y todos los niños para allá...todos sentados y en fila...que grande la monja.
 
 
 
Jose Luís empieza a contar sus viajes, su experiencia, el conocer a niños sordos, y los niños se vuelcan con nosotros. El ritual de los nombre se repite al igual que en los anteriores colegios.
 
Al principio nos hacemos fotos por filas, no vaya a ser que sor Laos se nos enfade...
 
 
Pero luego a pesar de la ordenadas filas del inicio, al final el tema se desborda, como era lógico y como nos gusta a nosotros, jajaja...foto por aquí y foto por allí...alegría
 
 

 
Les encanta hacerse fotos, cuando pongo la cámara frontal y se pueden ver ellos mismos en el mvl, se desata la locura jajaja
 
 
Durante la fotos vemos que un niño lleva una camiseta con una clara alusión a los sordos, el símbolo de te quiero con un corazón... enseguida le preguntamos donde la ha comprado y como la podemos conseguir. La monja nos dice fue un pedido del colegio.
 
 
 Para nuestra sorpresa, los niños empiezan a desaparecer del aula y poco a poco todos vuelven corriendo otra vez luciendo su camiseta azul, ostras que bonito!!! y la monja sale con una camiseta azul. Jose Luís lo flipa como dice él, y en 2 segundos está enfundado en su camiseta...si,si enfundado, que es un talla M, algo justa para Jose Luís jajajaja
 

 Después de la fría acogida del colegio de Vientiane por parte del profesorado, que no de los niños, y el poco interés por parte del director del centre, te vienes aquí y es una fiesta, pues te da pena no haber venido aquí con las bicicletas y regalarlas aquí, es una pena, pero hace una semana no sabíamos a ciencia cierta si ni siquiera iba a ver colegio en Vientiane, como para venir a Luang Prabang, 400 km más al norte. Bueno, al final los que van a disfrutar de las bicicletas van a ser los niños.
 
Ultima foto de familia antes de que se vayan a las aulas a seguir con sus clases diarias
 
 
Un último adiós y pasamos por las clases a despedirnos. volvemos a ver el libro de lenguaje de signos que vimos en Vientiane. Lo ojeamos y vemos que se hizo gracias a la ayuda de 2 chicas americanas en 2009. Gracias 
 
 
Nos subimos al tuk-tuk y todos los niños salen de las clases a despedirnos, una imagen impresionante, adiós con el corazón
 
 
 
Salimos del colegio con la sonrisa en la cara, con los ojos húmedos y la cabeza llena de pensamientos entre trompicones del tuk-tuk por lo bacheado del camino, el tuk-tukero se ha estado allí esperando con nosotros las 2h sin decir ni mu...así que desde allí nos dirigimos a las cascadas Tat Sae, uno de los atractivos de Luang Prabang... con unas aguas azules impresionantes....eso, en otra entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario